¿Quiénes son los candidatos a la presidencia?

SE PINTA la papeleta 2017

A pocos meses de que empiece la campaña electoral para los comicios del 2017, ya suenan algunos nombres de quienes buscan llegar al Palacio de Carondelet; postulaciones que han generado acuerdos y disensos

Por William Morales

Menos de ocho horas duró el desafío planteado por el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, quien el pasado 5 de octubre pidió a Paco Moncayo, Guillermo Lasso y Cynthia Viteri, que desistan de su afán personal de llegar a la Presidencia de la República. El objetivo del pedido era definir un solo candidato de la oposición que haga contrapeso al postulante de Alianza PAIS, Leniín Moreno, en las elecciones del 2017.

“Renuncien a la candidatura, pero los tres: Lasso, Cynthia y Moncayo. Esto no es cuestión de decir: yo me presto para el ejercicio. Si me va bien, muchas gracias por apoyarme. Si me va mal o no me gustó el resultado, me quedo. No, no, no”, afirmó Nebot en un programa de entrevistas.

Ante esto, Paco Moncayo, presidenciable por la agrupacioón Acuerdo Nacional por el Cambio, de la cual es integrante la Izquierda Democrática (ID), respondió: “No puedo renunciar a lo que no es mío. Yo represento a la voluntad de muchos sectores políticos y no podría –por facilitar una unidad nacional que es tan compleja– traicionar esa confianza”.

Por su parte, Guillermo Lasso, del movimiento CREO que encabeza el colectivo Compromiso Ecuador, dijo: “Yo respondo a la voluntad de los ciudadanos y no a la de los políticos. Nuestra campaña ha avanzado, Compromiso Ecuador es la plataforma más grande del país, de ahí nadie se ha ido. Creo que (aceptar el pedido de Nebot) es prácticamente volver al punto de partida, con candidatos de varias unidades y todos ofreciendo dialogar, sin que quede claro en qué podría ceder uno u otro”.

Por último, Cynthia Viteri (PSC), presidenciable por el conglomerado La Unidad, se pronunció tras conocer que ni Moncayo ni Lasso aceptaron ceder sus eventuales candidaturas. En una rueda de prensa, sostuvo que lamentaba profundamente que la propuesta anunciada por el alcalde Jaime Nebot, haya sido rechazada. “Pusimos nuestra candidatura sobre la mesa para que los demás candidatos, Paco Moncayo y Guillermo Lasso, hicieran lo mismo. Ellos no quisieron y el capítulo se cierra hoy. De aquí en adelante seguiré recorriendo el país”, anunció.

Esta serie de declaraciones y hechos, surgieron en un mismo día. Y con ello, la papeleta presidencial para 2017 fue tomando colores con diversas opciones.

La variedad de posibles candidatos, se debe a que los sectores de oposición no han logrado llegar a un acuerdo. Al respecto, Jaime Nebot contoó lo siguiente: “El primer portazo que recibimos fue de quien menos yo esperaba: Guillermo Lasso”. Asimismo, se refirió a partidos de centro izquierda, con cuyos líderes tienen buenas relaciones. Mencionó, en particular, al general Paco Moncayo y a Enrique Ayala Mora. “Ellos tienen otra posición. Dicen que no hablemos en primera vuelta, sino en segunda. Eso es respetable”, comenta el alcalde de Guayaquil. Y, sobre Paúl Carrasco, agrega: “no se le nominó vicepresidente de La Unidad. Pero no está equivocado cuando dice que hay que ampliarla”.

A criterio de Nebot, no es seguro que el binomio de Alianza PAIS, Lenín Moreno y Jorge Glas, gane en primera vuelta. Él cree que puede ganar cualquiera y por ello cree que lo maás seguro para la oposición es tener un solo candidato. Aunque esa opción quedó desvanecida.

Dalo Bucaram, candidato por Fuerza Ecuador, también se pronunció al respecto en una emisora radial. “Primero, debo lamentar la falta de respeto que tiene el alcalde de Guayaquil para con su candidata, a quien le dijo que no tiene ninguna opción (…), y por eso llamó a la unidad. Ya le respondieron los otros candidatos, tanto el del feriado bancario (Lasso), como el del pasado golpista (Moncayo). Al parecer no tuvo ninguún eco ese pedido”, concluyó.

LOS COLORES DE LOS CANDIDATOS

captura-de-pantalla-2016-10-19-a-las-4-39-25-p-mCYNTHIA VITERI

Cynthia Fernanda Viteri Jiménez es una abogada, periodista y política ecuatoriana. Nació el 19 de noviembre de 1965, en Guayaquil. Actualmente es la candidata presidencial por la coalición La Unidad.

Antes de incursionar en la poliítica, fue presentadora de noticias a principios de la década de los noventa en el canal de televisión Telecentro (hoy TC Televisión). Cuando León Febres Cordero ganó la Alcaldía de Guayaquil, en 1992, laboró en el Departamento de Comunicación del Municipio. Desde ese momento quedó ligada al PSC.

Fue en 1997 cuando comenzó su trajín político electoral, al candidatizarse por el PSC para la Asamblea Nacional Constituyente de 1998.

Resultó elegida y meses después, ganó una curul en el entonces Congreso Nacional. Como legisladora, fue miembro de la Comisión de Salud y Medioambiente.

Para el 2002, nuevamente se postuló como diputada y logró su reeleccioón. En ese nuevo período fue presidenta de la Comisión de lo Civil y Penal. Cuestionoó, junto con sus compañeros del partido, la gestión del entonces presidente Lucio Gutiérrez, que fue derrocado tras semanas de violentas protestas en Quito. En una maniobra de última hora, la oposición descabezó a la cúpula del Congreso y Viteri asumió como vicepresidenta. En ese cargo, tomó juramento y posesionó a Alfredo Palacio, en 2005. Todo esto mientras en las calles la convulsión estaba en su máximo nivel. Esa imagen suya, con micrófono frente a Palacio, en la accidentada sesión en Ciespal, se ha convertido en una de las postales de la década de inestabilidad política.

Para el 2009, fue elegida asambleísta por Guayas en representación del movimiento Madera de Guerrero, el experimento local que creó Nebot para hacer frente al desprestigio en el que había caído el PSC, fruto del discurso arrollador de Rafael Correa y su postura contra la partidocracia.

Durante su labor como legisladora fue una de las voces opositoras al actual gobierno. Promovió el “No” en la consulta popular que buscaba refor- mar aspectos del sistema judicial y el rol de los medios de comunicación.

En el 2013, fue elegida asambleísta nacional y, desde entonces, ha sido una de las voces más prominentes de la oposición. Por eso, ha tenido varios enfrentamientos verbales con asam- bleístas de PAIS. Con tanta vehemencia defiende sus posturas, que viajó a la convulsa Venezuela. Allí participó en política interna lo que le valió la expulsión de ese país.

En una convención, desarrollada en el coliseo Voltaire Paladines Polo de Guayaquil, los dirigentes de distintas agrupaciones la proclamaron como su candidata a la presidencia; tal como, meses atrás, ya había propuesto Jaime Nebot.

Con un discurso en el que auguró el triunfo de su candidata, Nebot subrayó en su aspiración de restar impuestos y llamó a “confiar en Cynthia Viteri”.

Finalmente, ella intervino. Tras contar pasajes de su juventud, prometer menos impuestos y más sueldos, aceptó la postulación. “Gracias a todos los presentes, desde el fondo de mi corazón. Sobre todo a los miembros de La Unidad que cierra un capítulo de división y de odio. En especial, a quien se la jugó para que una mujer sea la candidata a la Presidencia de la República, al alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot Saadi. Con humildad, pero con la firme convicción de cambiar para bien la vida de ustedes y con la confianza absoluta en Dios, acepto la nominación a la Presidencia de la República del Ecuador”.

captura-de-pantalla-2016-10-19-a-las-4-42-19-p-mGUILLERMO LASSO

Guillermo Alberto Santiago Lasso Mendoza nació en Guayaquil el 16 de noviembre de 1955. Es un empre- sario y político ecuatoriano.

Lasso avaló el primer crédito para el salvataje al Banco Continental. Fue vocal de la Junta Monetaria (JM) por la banca privada y presidente ejecutivo del Banco de Guayaquil. El 20 de marzo de 1996, la JM resolvió que el Banco Central del Ecuador (BCE) otorgaría un cré- dito subordinado por S/. 485.400 millones al Banco Continental para que pudiera “operar legalmente”.

También colaboró en el régi- men de Jamil Mahuad como gober- nador de la provincia del Guayas y superministro de Economía. Posteriormente, fue director de la Comisión de Tránsito, cargo que también ejerció en los inicios del mandato de Gustavo Noboa.

Además, fue presidente de la fundación Terminal Terrestre de Guayaquil, desde el 2002 al 2008.

Cuando accedió al poder Lucio Gutiérrez, con el partido Sociedad Patriótica, el mandatario lo nombró embajador itinerante. Este cargo incluía tareas precisas como establecer contactos con el gobierno estadounidense y con entidades internacionales; entre ellas, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Oficializó su candidatura a la Presidencia de la República en las elecciones de 2013 por el movimien- to político Creando Oportunidades (CREO) y es el seguro candidato para las elecciones del 2017. Tuvo 1’951.102 en los comicios de 2013, quedando en segundo lugar después de Rafael Correa.

Guillermo Lasso invitó por dos días a Sebastián Piñera, expresidente chileno, para que opinara sobre el empleo y la reactivación económica.

Antes de la conferencia, conversó con periodistas. Como si fuera un médico que conocía la receta apropiada para una enfermedad, Piñera era consultado en el Salón del Bankers Club en el centro de Guayaquil. Sobre las empresas offshore, dijo: “es importante que los paraísos fiscales desaparezcan porque se utilizan para actividades reñidas con la ley y la moral”. Entonces el banquero pidió la palabra para aclarar: “He sido aludido”. Indicó que concuerda con Piñera, pero que hay una diferencia cuando se trata de una inversión legítima en Panamá, que paga una tasa impositiva mayor que en Ecuador.

En una entrevista publicada por diario El Comercio, sobre la candidatura de Paco Moncayo, Lasso sostuvo: “Le doy la bienvenida a la arena electoral y en la empresa privada he estado acostumbrado a competir. Me parece bien y lo he llamado por teléfono para felicitarlo, desearle éxitos, ratificarle mi respeto, porque Paco Moncayo es una persona respetable”.

Sobre el binomio Moreno-Glas, considera: “Evidentemente, son dos vicepresidentes. El pueblo reconoce que no hay líderes con jefe, si hay líderes como Moreno y Glas que tienen como jefe a Correa, a lo sumo llegan a delfines. Es el binomio de delfines y los ecuatorianos quieren un presidente con personalidad propia, sin jefes. Que el único jefe que tenga sea el pueblo”.

captura-de-pantalla-2016-10-19-a-las-4-44-47-p-mPACO MONCAYO

Paco Rosendo Moncayo Gallegos es político, profesor y exmilitar ecuatoriano. Fue general del Ejército, diputa- do nacional, alcalde de Quito, en dos períodos consecutivos, y asambleísta por Pichincha. Nació el 8 de octubre de 1940, en Quito. Es presidenciable por el partido político: Izquierda Democrática, que integra el colectivo Acuerdo Nacional por el Cambio.

Pachakutik (PK) se sumó a la candidatura presidencial de Paco Moncayo y, con ello, dejaron de lado la aspiración de un sector del movi- miento indígena de ir solos a los comicios de 2017 con Lourdes Tibán a la cabeza. La resurrección de la ID y la nominación de Moncayo obli- garon a revisar las condiciones del Acuerdo Nacional por el Cambio.

La coalición surgió de la mano de (PK) y la Unidad Popular (ex MPD), antes de que la ID lograra reinscribirse. Ahora, el énfasis estará en consolidar un binomio para Moncayo. “Aquí se trata de ganar las elecciones. Y cuidado con dejar en duda que la candidatura nace para ‘chimbar’ a Lenín Moreno. Nuestro compromiso es desmontar el correísmo”, precisó Tibán antes de la resolución de su partido.

Moncayo agradeció el respaldo y aseguró que la contribución de Pachakutik será fundamental en la elaboración de su plan de gobierno y que son bienvenidas todas las agru- paciones que deseen un cambio.

Durante la convención, simpatizantes de los grupos políticos Izquierda Democrática, Democracia Sí, Pachakutik, Unidad Popular, Montecristi Vive y de organizaciones gremiales como Frente Unitario de Trabajadores y Unidad Popular, asistieron a la Plaza Belmonte de San Blas (centro de Quito). Asimismo, estuvieron el exrector de la Universidad Andina, Enrique Ayala Mora, Lourdes Tibán (PK) y Lenín Hurtado, de la Unidad. Todos fueron precandidatos presidenciales, pero desistieron para respaldar a Moncayo.

Enrique Ayala Mora destacó la trayectoria de Moncayo e invitó a los presentes a derrotar a Rafael Correa y a la oligarquía en las urnas.

Lourdes Tibán arrancó varias carcajadas, al señalar “con Paco voy a donde él me lleve”, dijo. Recalcó, además, que como una mujer de prin- cipios nunca se uniría a Guillermo Lasso. “No soy una chica ofrecida, sino una mujer de principios y por eso estoy con Paco”.

Por su parte, Paco Moncayo hizo énfasis en su concepción de democracia “no es democracia la exclusión, no es democracia el discrimen”, y enfatizó: “la democracia que reconoce la condición plurinacional e intercultural de todos los ecuatorianos, la democracia que reconoce las autonomías municipales, la democracia que no pretende ponerle superintendencias a los alcaldes para tenerlos aterrorizados y sumisos, esa es la verdadera democracia”. A su criterio, a mayor poder, a mayor absolutismo, hay mayor corrupción. Por ello, quiere un Estado en el que haya división de funciones, también aseguró la necesidad de una “Corte Constitucional que haga defender y defienda los derechos de la constitución”, puntualizó.

captura-de-pantalla-2016-10-19-a-las-4-47-02-p-mABDALÁ BUCARAM

Abdalá Jaime Bucaram Pulley, es un abogado, político ecuatoriano y ex futbolista, conocido por ser hijo del expresidente Abdalá Bucaram Ortiz. Nació el 25 de marzo de 1982 en Guayaquil.

El exasambleísta y líder del partido Fuerza Ecuador (FE), Abdalá ‘Dalo’ Bucaram Pulley, anunció el 16 de diciembre del 2015 su candidatura a la Presidencia de la República para 2017.

Bucaram Pulley se desafilió del Partido Roldosista Ecuatoriano en diciembre del 2014, cuando era parte de la Asamblea Nacional. En septiembre del 2015, el Pleno del Consejo Nacional Electoral aprobó la inscripción de Fuerza Ecuador.

En una intervención en la sede del partido, en Guayaquil, Dalo dijo: “Hay algo en lo que sí coincido con el régimen: no podemos volver al pasado. Pero hay algo que también es cierto: el correísmo ya no representa el futuro”, mencionó ante una reducida audiencia.

Además, anunció que, de llegar a la presidencia, una de sus primeras acciones será eliminar el programa gubernamental de las cocinas de inducción. Pero, también apoya el pacto ético propuesto por el mandatario Rafael Correa para que los candidatos que aspiren llegar a la Presidencia, no tengan inversiones en paraísos fiscales. “Veremos cuántos candidatos que aspiran a esta dignidad se acogen al pacto”, añadió.

Como director nacional del partido Fuerza Ecuador, en su primera convención (abril 2016), que se desa- rrolló en la delegación de Pichincha del Consejo Nacional Electoral (CNE), Bucaram llamó al gobierno a “un arrepentimiento. Le extendemos la mano para que cambie su conducta, pues construimos puentes y no barreras ni odio. Si mañana, por el bien del Ecuador tengo que darle la mano al presidente, lo hago cien veces. Si es por el bien del pueblo, dejemos atrás el odio”.

En una emisora radial, Dalo contó que nunca ha aparecido en las encuestas, “pero les gané en las urnas”. Además, a su criterio, “las encuestas mienten porque depende de quién las pagan y de quién pregunta. En nuestros números, estamos

ubicados en la tercera posición, muy cerca del segundo y hay candidatos que son de ciertos medios de comunicación y los inflan. Después pasa como en el 2006 a León Roldós, que tenía el 47 % en las encuestas y terminó con el 14 %, y no fue ni a la segunda vuelta”, puntualizó.

Dalo es hijo del expresidente Abdala Bucaram, quien ejerció su mandato durante el período comprendido entre el 10 de agosto de 1996 y 6 de febrero de 1997, que finalizó al ser destituido por el Congreso que alegó en su contra “incapacidad mental para gobernar”.

captura-de-pantalla-2016-10-19-a-las-5-00-09-p-mLENÍN MORENO

Lenín Voltaire Moreno Garcés nació el 19 de marzo de 1953 en Nuevo Rocafuerte (Orellana), es un político ecuatoriano y fue el Vicepresidente de la República entre 2007 y 2013, durante el mandato de Rafael Correa.

Fue enviado de la ONU para personas con discapacidad y nominado al premio Nobel de la Paz en 2012. Lenín Moreno, el hombre que impuso el “Sonríe Ecuador”, es el candidato presidencial de Alianza PAIS para los comicios del 2017.

Moreno ocuparía el sillón presidencial al captar un 49 % de la intención de voto, seguido del exbanquero Guillermo Lasso (16 %), según una reciente encuesta de Perfiles de Opinión.

Tiene estudios de Medicina y Psicología y es autor de libros de humor. Él es la carta con la que el movimiento Alianza PAIS planea extender el gobierno de la Revolución Ciudadana.

Aplaudido por liderar como vicepresidente la misión solidaria Manuela Espejo, el primer diagnóstico de la situación de las personas con discapacidad en Ecuador, Moreno complementó ese programa con el pago de un subsidio mensual ($ 240) para el cuidado de personas con limitaciones severas.

“Antes, las personas con discapa- cidad estaban recluidas, escondidas; ahora salen con la frente en alto en busca de la felicidad y se unen al desarrollo nacional”, decía Moreno, quien sufre de paraplejia, sobre los resultados de su trabajo. Una labor que incluyó la entrega de viviendas y la aprobación de una ley que obliga a las empresas a contratar a ese grupo humano.

La tarea que hizo en Ecuador, lo catapultó –en el 2013– a Ginebra para desempeñarse como enviado especial de la ONU. Moreno tiene hablar pausado y sonrisa fácil. Es casado y padre de tres hijas. El exvicepresidente definió con humor a la política. “Suelo decir que tan fea es la política que a la suegra se llama la madre política”, expresó en una ocasión.

Moreno tuvo en la risa el remedio para superar la pérdida de la movilidad en sus piernas, producida por un disparo que dañó su médula espinal al ser asaltado en 1998. Eso no fue impedimento para que atravesara páramos y selvas acompañando a brigadas médicas. “Siempre estaba dispuesto a mirar personal- mente qué es lo que necesita la gente y qué opina”, dijo a la AFP Sonia Robalino, quien fue jefa de su despacho en la vicepresidencia.

Aunque aseguró no estar enamorado de la política, Moreno regresó a Ecuador para aspirar a la Presidencia en binomio con el actual vicepresidente, Jorge Glas, un ingeniero eléctrico que lo sucedió en el 2013 y que ha sido el artífice del cambio de la matriz energética con la construcción de hidroeléctricas.

“Lenín es una persona que se posicionó en la obra social y transmite mucho humanismo, mucha humanidad. Jorge tiene un perfil más técnico, transformó la matriz productiva”, afirmó Correa.

Moreno, quien se define como una persona de “diálogos y consensos”, no ha estado lejos de críticas de la oposición debido al financiamiento de su estadía en Ginebra. Tras cuestionamientos sobre su capacidad física para gobernar, el presidente Correa tildó de “el colmo de la miseria humana” a quien pidió un certificado médico que avale la condición de salud del exvicepresidente.

Durante la convención de Alianza PAIS, Moreno aceptó la candidatura a la presidencia, con dos condiciones: “Sigamos caminando juntos hasta el final y, si surge algún distanciamiento, lo superen y vuelvan a abrazar al compañero porque el camino es duro, duro, duro…”.

En un discurso conciliador, agregó: “sean unidos los hermanos en cualquier tiempo que sea, porque sino les devoran los de afuera. Tenemos una hermandad fraterna que es la Revolución Ciudadana. La tarea es ir a cada casa, barrio, inclusive con aquellos que son opositores”.

También destacó: “Vamos por más porque la misión continúa, porque ya no son solo las personas con discapacidad, también son los de la tercera edad”. Entonces ofreció el aseguramiento universal para los adultos mayores. Asimismo anunció que financiará los emprendimientos de los jóvenes.

Al final de su discurso agregó: “la tarea es demasiada grande, para lograrlo necesito que me acompañen la lealtad, la solidaridad, el trabajo intenso de un compañero que me ayude a lograrlo y, no porque haya sido el único, muchos compañeros también lo hubieran tomado (…). Jorge, el de las hidroeléctricas, de los proyectos multipropósito, el de eficiencia pública, el primero en llegar a Manabí a dar su solidaridad, ese Jorge. Te pido me acompañes en estos duros cuatro años”.

Jorge Glas tomó la palabra y aceptó: “Gracias por haberme elegido por ser una vez más compañero a la Vicepresidencia del Ecuador. Para mí es un honor acompañar en este desafío”.

Durante la convención de AP, Glas aceptó ser candidato a la vicepresidencia. “Gracias por haberme elegido por se una vez más compañero a la vicepresidencia del Ecuador. Para mí es un honor acompañar en este desafío”.

Además, agregó que su única misión es trabajar por la patria: “Vamos a continuar dándolo todo, porque amamos este país. Esta década ganada la vamos a defender con mucha fuerza en la campaña electoral”, dijo en su discurso.

También se comprometió a seguir en la reconstrucción de Manabí: “En medio de la desolación nos dimos cuenta de ser solidarios, estar unidos, que cada ecuatoriano no está solo. El manabita, el esmeraldeño está de pie y reconstruimos una vez más y lo volveremos a hacerlo, porque estamos unidos, unidos somos invencibles”, puntualizó.

Sobre el futuro del país dijo que será una potencia en innovación. “Tenemos talento humano para ir por más. Vamos juntos a crear el futuro del Ecuador con unidad, porque unidos somos invencibles”, finalizó.

“Que no quede ni un estudiante que haya terminado el bachillerato y se quede sin educación superior. No a la mediocridad, crusos propedéuticos o cursos pedagógicos para repotenciar sus capacidades, potencialidades”

LENíN MORENO, candidato a la Presidencia

PLAN DE GOBIERNO 2017-2021

La propuesta de Lenín Moreno contempla 12 revoluciones con miras a las elecciones del 19 de febrero de 2017.

Cuatro ejes: sociedad, educación, producción y trabajo digno

12 REVOLUCIONES

1. Revolución política

2. Revtolución ética

3. Revolución Económica Productiva y del Trabajo

4. Revolución agraria

5. Revolución social

6. Revolución ecológica

7. Revolución del conocimiento y las capacidades

8. Revolución cultural

9. Revolución de la justicia,
la seguridad y la convivencia

10. Revolución urbana y de los territorios

11. Revolución de la soberanía y la integración

12. Revolución de la juventud

captura-de-pantalla-2016-10-19-a-las-5-01-32-p-mWASHINTON PESÁNTEZ

Oriundo de Chimborazo, en la hoja de vida de Washington Pesántez cons- tan seis títulos académicos, que van desde un diplomado en Mecanismos de Lucha contra la Corrupción, hasta un Máster en Criminología, que cursó en Lovaina (Bélgica).

La trayectoria de Pesántez empieza en 1986, como abogado en libre ejercicio, con clientes como la petrolera Techint. Entra a la arena pública en 1997, como conjuez de la Corte Superior de Justicia. En 1999, ingresa a la Fiscalía de Pichincha.

Lo que no consta en su hoja de vida es que fue parte de la institución policial por casi siete años (1992 y 1999), donde fue profesor de Criminalística. Fue nombrado Fiscal General de la Nación por la Asamblea en Montecristi, en noviembre del 2007.

El exfiscal general Washington Pesántez oficializó su precandidatura a la presidencia, en marzo del 2016, en representación del movimiento Unión Ecuatoriana, del cual es su máximo dirigente. Dijo que ningún ecuatoria- no puede negarse a asumir la propuesta de terciar en las elecciones generales del 2017 en un país que requiere hoy más que nunca respuestas concretas a la crisis económica, social y política.

Pesántez afirmó en una entrevista publicada por diario El Universo que, respetuosamente, ha escuchado planteamientos de otros grupos sobre procesos de unidad; pero que “se ha constatado que es una unidad con el fin de reemplazar al presidente Rafael Correa, y a lo mejor volver al reparto de las funciones del Estado, apropiarse de la justicia y cometer los mismos vicios del pasado; desgraciadamente, son los mismos actores”.

Además, que recibió la invitación para incorporarse desde el mismo mes que se reunieron en Cuenca. “Ha habido conversaciones posteriores. También por parte de agrupaciones que no son de ningún frente. A todos hemos escuchado, pero nosotros priorizamos acuerdos con gente que no haya estado comprometida con este gobierno o los del pasado”.

Sobre las encuestas recalca: “La historia nos demuestra que algunos candidatos, que no aparecían en los sondeos han ganado. Los dos últimos presidentes, Lucio Gutiérrez y Rafael Correa, tampoco aparecieron en las encuestas”.