Plantean reformas al tránsito tras accidente que dejó 14 muertos

La cantidad de pérdidas humanas (14) y las lesiones de otras 30 personas durante el último accidente de tránsito registrado en el kilómetro 30 de la vía Alóag-Santo Domingo, pusieron en evidencia las falencias de ciertos vehículos que circulan en las carreteras del país.

Pablo Andrés Calle, director de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), informó que el bus de la Cooperativa de Transporte La Maná no pasó la revisión técnica vehicular y su conductor registró 52 infracciones desde 2011; la mayoría de ellas fueron desde ese año hasta 2014, cuando empezó a funcionar el sistema de reducción de puntos en las licencias de conducir.

En el país, de enero a mayo de este año, 840 personas fueron afectadas por un accidente vial, un 5% más de lo registrado en 2016, en el mismo período, informó Paúl Granda, ministro de Transporte y Obras Públicas.

Para frenar la tendencia del aumento de accidentabilidad, está previsto que, en los próximos días, el presidente Lenín Moreno convoque a una reunión para analizar los mecanismos de trabajo conjunto sobre la seguridad vial nacional.
“Será un pacto por la seguridad vial para que todos y cada uno de nosotros seamos responsables y corresponsables a la hora de conducir un vehículo”, dijo Granda.
Las autoridades nacionales anunciaron medidas

Mientras se concreta la convocatoria, las autoridades nacionales ya anunciaron medidas. Una de ellas fue la suspensión total de la cooperativa a la que pertenecía el bus accidentado. Es decir, que esta no podrá operar en ninguna ruta del país hasta que se revisen las condiciones de sus unidades y que sus conductores estén capacitados y habilitados legalmente.

“He dispuesto como medida provisional la suspensión de la operadora hasta que se garantice que no se volverán a cometer este tipo de infracciones. Hasta no tener la garantía de seguridad de los ciudadanos he dispuesto la inmediata suspensión”, señaló Calle.

La medida está contemplada en el artículo 95 de la Ley de Transporte Terrestre. En el tiempo en que dure, se investigará si otras unidades no cumplieron con la revisión técnica a la que obliga la Ley.

El funcionario destacó que esta es la primera vez que se suspende a toda la cooperativa y no solo a la ruta en que ocurre el accidente.
El domingo, la Fiscalía General del Estado informó, a través de un comunicado de prensa, que llegará hasta las últimas consecuencias con los procesos civiles y penales para determinar a los responsables del accidente.
Agregó que se ha iniciado un levantamiento de indicios que permitirá determinar las razones que provocaron que el bus 45, que cumplía la ruta Quito-La Maná, se impacte contra otro automotor, pierda estabilidad para luego volcarse hacia su lado izquierdo e incendiarse en el carril contrario de su ruta.

Christian Barreiro, director nacional de Tránsito de la Policía, añadió que la barrera metálica instalada al borde de la vía impidió que la unidad cayera al barranco.

Los ministerios del Interior y de Transporte, así como la ANT anunciaron mayor control en las terminales de buses para garantizar que las unidades operativas circulen por las vías nacionales en buenas condiciones.

César Navas, representante del Interior señaló que los peritos forenses de Criminalística de la Policía Nacional realizan la identificación de las víctimas y constatan el listado de los pasajeros, cuya capacidad era de 45 personas incluidas el conductor y el ayudante. El funcionario explicó que en algunos casos se requiere efectuar pruebas de ADN.

“Garantizamos el seguimiento de la causa, el soporte a los familiares de las víctimas y el acompañamiento del proceso de recuperación de todas las personas que en este momento están heridas, así como la articulación eficiente de las instituciones competentes para que este tipo de accidentes no queden en la impunidad”, aseguró Navas.

Por su parte, Iván Espinel, titular de la cartera de Inclusión Económica y Social, confirmó que se entregarán bonos de contingencia y exequiales a las familias de las víctimas, además se repartirán 100 kits para los deudos.
Reformas a las actuales normativas de tránsito
Calle adelantó que no se descarta la posibilidad de que los vehículos de transporte urbano e interprovincial vuelvan a cumplir 2 revisiones técnicas al año. Actualmente es una cada 12 meses.
También dejó entrever que se harán algunos cambios en el sistema de puntos para las licencias de conducción. “Vamos a tomar las acciones inmediatas para hacer las reformas legales pertinentes para evitar que personas que tienen un historial de irresponsabilidad estén a cargo de vidas”, dijo el titular de la ANT.
El prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja, ofreció un espacio en la vía Alóag-Santo Domingo para levantar un centro de respuesta integrado para accidentes de tránsito.

Fuente: El Telégrafo