Obama recorre el centro histórico de La Habana

Poco después de aterrizar en La Habana la tarde del domingo, el presidente Barack Obama desafió la sorpresiva y pertinaz lluvia que cayó en la ciudad recorriendo el Centro Histórico, para después visitar brevemente la embajada de EE.UU., en sus primeras actividades en la isla.
La caravana presidencial salió del Aeropuerto Internacional José Martí hacia La Habana Vieja, declarada Patrimonio Cultural por la Unesco, y se detuvo cerca de la Plaza de Armas alrededor de las 18:00 de Cuba (17:00 de Ecuador). Obama, su esposa Michelle y sus hijas Malia y Sasha, recorrieron –como las decenas de miles de turistas que llegan cada año hasta el lugar- las calles empedradas del casco colonial y recibieron un tour guiado del historiador de la ciudad Eusebio Leal.
Mientras la familia presidencial caminaba con paraguas, se podía escuchar al unísono “¡USA, USA!”, que provenía de un grupo de gente que se congregó en el lugar, según el reporte del pool (alianza) de periodistas delegados para estar en el sitio. Obama y su familia, visitaron el Museo de La Habana y en uno de los patios observaron el retrato del presidente estadounidense Abraham Lincoln, obra de James R. Lambdin que data de 1863.
Después llegaron hasta la Catedral, de estilo barroco y construida entre los siglos XVI y XVII. Ahí los visitantes fueron recibidos por el cardenal Jaime Ortega, según confirmó la Cancillería cubana en su cuenta de Twitter.

Poco después, el primer presidente estadounidense en visitar Cuba desde 1928 llegó hasta la embajada de EEUU, ubicada en pleno Malecón frente a la llamada Tribuna Antiimperialista. “Es maravilloso estar aquí”, dijo el mandatario, junto a su esposa, en la que fue la Sección de Intereses de EE.UU. desde la ruptura de relaciones con Cuba en 1961 hasta el 20 de julio del 2015 cuando los dos países restablecieron sus vínculos y oficializaron la reapertura de las sedes diplomáticas en Washington y La Habana.
En un breve discurso frente a funcionarios de la embajada y medios que viajan con la delegación oficial, Obama agradeció a tres “amigos” que han trabajado ahí “por décadas” y mencionó los nombres de Carlos Flores (guardia), Caridad Castellanos (de la sección visas) y Francisco Camargo (conductor), lo que generó aplausos.
La agenda presidencial continuará el lunes con una visita al monumento del héroe nacional José Martí, ubicado en la Plaza de la Revolución. Después Obama será recibido por el presidente Raúl Castro y luego se encontrará con emprendedores de los dos países.
Para el martes está previsto que el mandatario, que terminará su mandato en enero del 2017, ofrezca un discurso que será televisado desde el Gran Teatro de La Habana. Además, la agenda oficial contempla una reunión con miembros de la sociedad civil, incluidos opositores al gobierno comunista de la isla.
Para cerrar su viaje a Cuba, en la tarde del martes Obama asistirá al juego de béisbol –popular deporte en ambos países- entre la selección local y los Tampa Bay Rays, el primer partido entre un equipo cubano y uno de las Grandes Ligas de EEUU desde 1999.

Fuente: El Telégrafo