¿Cuál es el nuevo rol de Rafael Correa y Lenín Moreno?

Los presidentes de la revolución

El triunfo electoral de Lenín Moreno, el pasado 2 de abril, puso en el continente latinoamericano una barrera al avance de la derecha. En contra de las tendencias electorales recientes, e incluso con encuestas engañosas de por medio, el exvicepresidente de Correa, es ahora su sucesor. Antes a su lado, ahora delante de él, Moreno se dispone a ocupar el cargo que “el Mashi” forjó a su gusto y medida durante una década

Por William Morales

Desde hace décadas en toda Latinoamérica –así como en todo el mundo– predominan las políticas de un neoliberalismo que agrandó la brecha entre clases sociales y generó un desequilibrio socioeconómico atroz. Pero, desde fines del siglo pasado se dio una serie de gobiernos llamados progresistas en la región latinoamericana.

Con el arribo de Hugo Chávez a la presidencia de Venezuela, llegó el discurso de la revolución, del antiimperialismo, del rescate de la soberanía… y fue surgiendo la idea de socialismo del siglo XXI. Así nacieron: el proceso bolivariano en Venezuela, los Kirchner en Argentina, el Partido de los Trabajadores en Brasil, extupamaros en Uruguay, Bachelet en Chile, Lugo en Paraguay, el MAS en Bolivia, y la Revolución Ciudadana de Rafael Correa. Los nombres son distintos, los rostros también, pero el objetivo siempre fue uno solo: una transformación profunda de las estructuras sociales y económicas hacia una redistribución con mayor justicia social. Para los sectores empobrecidos de Sudamérica, el planteamiento fue una luz al final de un largo y penoso túnel. Para los políticos de derecha y sus aliados, fue un golpe inesperado y severo del que apenas se están recuperando.

A pesar de que la derecha latinoamericana y sus auspiciadores tuvieron un crecimiento económico muy grande bajo los gobiernos populares o progresistas, satanizaron la propuesta socialista del siglo XIX. La cadena Telesur, en una publicación, explica que “la respuesta está en los resortes ideológicos impulsados desde la Casa Blanca de Washington, de esa forma el dominio casi absoluto que comenzó a recuperar el neoliberalismo sobre el campo popular, sobre la masa de trabajadores precarizados y desorganizados, se puso muy tímidamente en entredicho con los gobiernos populares”. También crearon los fantasmas “castro-comunistas” y todos los gobiernos fueron ferozmente atacados y bombardeados sistemáticamente desde el ámbito mediático con el tema de la corrupción como caballo de batalla.

En ese contexto, al triunfo de Lenín Moreno todavía no se lo puede considerar seriamente como un freno al neoliberalismo en la región ni tampoco un retroceso de la derecha. Sin embargo, Moreno continuará con las políticas sociales que se vienen dando desde la administración de Rafael Correa, con el objetivo acercarse aún más al cambio social profundo que busca la revolución socialista. Aunque ha prometido modificar el estilo y algunos puntos de roce que deja su antecesor.

PERFIL DE LENÍN MORENO

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 12.58.24 p.m.Lenín Voltaire Moreno Garcés nació en la ciudad de Nuevo Rocafuerte, en la provincia amazónica de Orellana, muy cerca de la frontera con Perú, donde sus padres eran maestros. Esa cercanía a la selva le movió a ser un defensor del medio ambiente; y su convivencia con pueblos indígenas le hizo inclinarse hacia las causas sociales.

La solidaridad “es la razón por la que estoy aquí en este momento, porque si no vives para servir, no sirves para vivir”, dijo cuando fue ratificado como candidato presidencial.

Licenciado en Administración Pública por la Universidad Central del Ecuador, profesor de secundaria y empresario dedicado a la promoción turística antes de desembarcar en la política, Moreno empleó buena parte de su vida a estudiar el humor, tema sobre el que ha escrito una decena de libros.

El nuevo presidente del Ecuador y abanderado de Alianza PAIS, Lenín Moreno, tiene 64 años. Su forma de hablar es pausada y su sonrisa fácil. Está casado y es padre de tres hijas.

Moreno también fue vicepresidente de Rafael Correa en dos periodos: 2007-2009 y con la nueva Constitución desde el 2009 hasta el 2013, en ese entonces definió con humor a la política: “Suelo decir que tan fea es la política que a la suegra se la llama madre política”. El ahora presidente de la República tuvo en la risa el remedio para superar la pérdida de la movilidad en sus piernas, producida por un disparo que dañó su médula espinal al ser asaltado en 1998. Eso no fue impedimento para que atravesara páramos y selvas del todo el país, acompañando a brigadas médicas que buscaron visibilizar y reinvindicar a quienes sufren algún tipo de discapacidad. En el 2012, Lenín Moreno fue nominado al Premio Nobel de la Paz por impulsar, precisamente, la inclusión de las personas con discapacidad. Un esfuerzo sin precedentes en el subcontinente.

Durante la gestión de Moreno como vicepresidente, lideró la misión solidaria Manuela Espejo, una institución encargada de ofrecer el primer diagnóstico sobre la situación de las personas con discapacidad en Ecuador. El censo permitió registrar a 418.001 personas con limitaciones físicas o intelectuales.

El programa se complementó con la aprobación de la Misión Joaquín Gallegos Lara para los casos de discapacidad más severos, que incluyó el pago de un subsidio mensual de 240 dólares a los encargados de cuidar a quienes padecen limitaciones físicas, intelectuales o multidiscapacidades. Asimismo, se entregaron sillas de ruedas, prótesis y proveyeron terapias adecuadas.

La misión también contempló la entrega de viviendas, unas 12.334, en todo el país entre 2010 y 2016. Además, se aprobó una ley que obliga a las empresas a contratar a personas con discapacidad. La Misión Solidaria Manuela Espejo cruzó fronteras internacionales y el modelo fue replicado en naciones como Chile, Colombia, Honduras, Haití, entre otras.

Desde el 2014 al 2016, Moreno se desempeñó como enviado especial del secretario de la ONU sobre Discapacidad y Accesibilidad. En su gestión destacó la necesidad de considerar a las personas con discapacidad como sujetos con derechos y miembros activos de la sociedad y no como “objetos” de caridad.

En octubre del 2016, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas de ese entonces, Ban Ki-moon, elogió el trabajo desarrollado por Moreno porque mejoró “los derechos de las personas con discapacidad y logró un mundo más incluyente y accesible para todos”.

La labor de Moreno ayudó “a garantizar que las voces y perspectivas de personas con discapacidad sean escuchadas en las negociaciones globales, regionales y nacionales de la Agenda de Desarrollo Sostenible para el 2030”, agregó Ban Ki-moon al hablar del flamante mandatario ecuatoriano.

El analista internacional Fernando Casado, dijo para Telesur que: “La sociedad ecuatoriana ha adquirido un nivel de tolerancia y eso ha permitido el rompimiento de fronteras culturales en cuanto a estereotipos sociales que, afortunadamente, se están desmoronando”.

Los ejes de las propuestas sociales y económicas del programa de gobierno de Lenín Moreno son:

  1. Fortalecer la “Revolución Ciudadana”, que persigue una mayor equidad social y económica.
  2. Dialogar con los distintos sectores de la sociedad.
  3. Continuar con el proceso de transformación política y social del expresidente Rafael Correa.
  4. Dar atención integral a los grupos más vulnerables del país.
  5. Estimular la producción y el trabajo.
  6. Luchar contra la violencia y el narcotráfico.
  7. Transformar el sector agrícola.
  8. Establecer un plan de vivienda de interés social.

Cargos

43º Presidente de la República del Ecuador: 24 de mayo del 2017 – 24 de mayo de 2021

Vicepresidente: Jorge Glas

Predecesor: Rafael Correa

Enviado especial del secretario de la ONU sobre Discapacidad y Accesibilidad. Desde el 2014 al 2016

2º Presidente de Alianza PAIS: Desde abril del 2017

PROYECCIÓN DEL GOBIERNO DE MORENO
Captura de pantalla 2017-06-02 a las 2.25.34 p.m.El programa de gobierno de Alianza PAIS 2017-2021 ofrece que “se reforzarán la economía solidaria, el empleo digno, la seguridad social y la no explotación laboral. Fomentaremos, sí, la riqueza, pero la riqueza que es la motivación de todos y no la opulencia que sirve a pocos. La satisfacción de necesidades: la buena alimentación, la educación, la realización personal, la recreación; pero no el consumismo vano. Porque entendemos que la riqueza es una consecuencia de la equidad social y no al revés”.

El programa tiene 12 revoluciones: política, ética, económica y productiva, agraria, social, ecológica, conocimiento, cultural, justicia, urbana, patria grande, juventud.

Sin embargo, el tema económico es el más discutido. Para el economista Edwin Morales, “el gobierno busca mantener la visión de mejorar la educación, salud, pobreza y desigualdad social. Asimismo, mantener una constante modernización del país con infraestructura nueva y mejorada, pero el problema es: ¿cómo financiar esos sectores?”. El analista agrega que, “el país tiene una economía dolarizada y a nivel mundial el dólar está apreciado, lo que genera que nuestras exportaciones sean más baratas, si a eso le sumamos que el dólar no se estabiliza, tenemos una brecha que cubrir. Entonces, para lograr las propuestas de campaña como: vivienda, empleo, etc, se requiere mayor endeudamiento, mejorar los niveles de recaudación de impuestos, que suba el precio del petróleo y las exportaciones, y, por último, reducir gastos innecesarios en algunos ministerios y secretarías”, sostiene.

Para estabilizar la economía, el gobierno intentará atraer la inversión extranjera, además, crear un ambiente económico favorable para el desarrollo del país. Por tal razón, Moreno, antes de asumir la presidencia, se reunió con la Asociación de Bancos Privados (ABPE) para discutir aspectos de la economóa y políticas para el sector bancario. En esa reunión, Moreno insistió en la necesidad de que el sistema financiero privado profundice la asignación eficaz de los recursos entre ahorradores y demandantes de crédito y se incorpore activamente en las estrategias de desarrollo productivo y económico que impulsará durante su gestión de cuatro años.

El mandatario les reiteró su compromiso de sostener la dolarización como el régimen monetario y cambiario oficial y requirió su apoyo a las políticas económicas. Además, se comprometió a mantener un contacto permanente para evaluar los cambios que se requieran para blindar la solvencia de la banca e impulsar una mayor contribución al crecimiento.

Los ejecutivos bancarios desta- caron la vocación de diálogo del presidente Moreno y manifestaron su voluntad de incrementar la cana- lización de recursos hacia sectores clave para consolidar la recupera- ción económica y productiva del país, como vivienda, comercio, pro- ducción, microfinanzas, pequeñas y medianas empresas.

“Le hemos dicho al señor presidente que la banca está creciendo en créditos y está dispuesta a aumentar la cantidad de crédito colocado en la economía, si se generan las condiciones de confianza suficientes; y, hemos tenido una muy buena acogida de su parte. Vamos a trabajar en torno a varias líneas de acción, que todavía no podemos anticipar, pero que tienen que ver con mayores desembolsos de crédito para ayudar, justamente, a la reactivación productiva en todas las áreas que requiere el sector privado: temas de vivienda, inversión, producción”, aseguró Julio José Prado, director ejecutivo de la ABPE, según publicó la agencia Andes.

PERFIL DE RAFAEL CORREA

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 2.26.46 p.m.Rafael Vicente Correa Delgado nació el 6 de abril de 1963 en Guayaquil, hijo de Rafael Correa Icaza y de Norma Delgado Rendón. Estudió en el colegio católico San José La Salle de Guayaquil. Obtuvo una beca para cursar estudios en la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil (UCSG), donde se graduó de economista en 1987.

Durante un voluntariado en la serranía ecuatoriana adquirió conocimientos básicos de kichwa. Con otra beca, hizo una maestría en Economía en la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, y -en un intercambio auspiciado por la Universidad San Francisco de Quito- cursa estudios en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, Estados Unidos, obteniendo el grado de PhD, en el 2001.

Casado con Anne Malherbe Gosseline, profesora belga a la que conoció en 1990 en la Universidad Católica de Lovaina. Son padres de tres hijos: Sofía, Anne Dominique y Rafael Miguel.

Se sitúa ideológicamente en la izquierda nacionalista, definiéndose como neodesarrollista y humanista cristiano. Fue presidente de la Asociación Cultural Estudiantil Lasallana (ACEL), en la UCSG. Elegido presidente de la Asociación de Estudiantes de Economía, Auditoría y Administración (AEAA) y, después, presidente de la Federación de Estudiantes de ese centro universitario (FEUC).

El 20 de abril del 2005 fue nombrado Ministro de Economía, durante la presidencia de Alfredo Palacio, quien asumió el poder tras el derrocamiento del coronel Lucio Gutiérrez, y dio las primeras pistas de que su proyecto político se inscribiría dentro del movimiento bolivariano para fundar el socialismo del siglo XXI. Renunció al ministerio el 8 de agosto del mismo año.

Correa fundó el movimiento Patria Altiva y Soberana (PAIS) al arranque de la campaña presidencial en el 2006. Movimiento político con el cual se consignó presidente y, tras modificar la constitución de 1998 en el año del 2008, logró mayoría política en la Asamblea Nacional. Elegido Presidente de Ecuador en dos ocasiones: la primera, después de superar en la segunda vuelta electoral el 26 de noviembre del 2006 al candidato Álvaro Noboa, con el 57 % de los votos y la segunda elección, en una sola vuelta, el 26 de abril del 2009, con el 51,9 % de votos contables. Aupado por una popularidad superior al 70 %, Correa disolvió el Congreso Nacional y se sometió a un referéndum constitucional para crear el nuevo Ecuador.

Correa promovió leyes para reformar el sector financiero, el petrolero y el de los medios de comunicación, entre otros. Promulgó una Constitución nueva, muy avanzada desde el punto de vista de los derechos sociales, pero también con muchos mecanismos para retener el poder. Su primer mandato debía concluir el 15 de enero del 2011, pero la nueva Constitución ordenó adelantar los comicios para todas las dignidades del país, por lo que su segundo mandato empezó el 10 de agosto del 2009, el mismo día del bicentenario del Primer Grito de Independencia y concluyó el 10 de agosto del 2013.

El 30 de septiembre del 2010, miembros de la policía que protestaban por una ley que fue derogada el día anterior por el Ejecutivo, lo retuvieron durante varias horas en el hospital donde había acudido tras ser agredido por algunos de sus miembros. Dijo entonces que del hospital lo sacarían “como presidente o como cadáver”. Incluso llegó a recibir a una delegación de los policías sublevados, aunque al final no se llegó a ningún acuerdo.

Mientras tanto, simpatizantes del presidente intentaron romper el cordón policial que custodiaba el hospital para “rescatarlo”. Las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos contra los manifestantes. Posteriormente, decenas de miembros del ejército llegaron a las inmediaciones del hospital y se enfrentan con los policías hasta liberar al presidente, al que trasladaron al Palacio de Carondelet.

Menos de tres años después, Rafael Correa se proclamó ganador de las elecciones del 17 de febrero del 2013 con una victoria de 56,7 % de los votos, mientras que su principal opositor, el exbanquero Guillermo Lasso obtuvo el 23,3 %.

EL LEGADO DE RAFAEL CORREA

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 2.27.34 p.m.Una década en el poder, una hazaña notable en un país donde los golpes militares y las protestas violentas vulneraron la figura presidencial. Rafael Correa llegó a la presidencia con la promesa de aliviar la pobreza aumentando la participación del Estado en la industria del petróleo y el gasto del gobierno en bienestar social.

Desde entonces, duplicó los fondos para educación, acercó a comunidades olvidadas a las grandes ciudades con modernas vías y amplió el acceso a la asistencia sanitaria mediante la construcción de 20 nuevos hospitales y la renovación de cerca de 500 clínicas.

En la década de 2007-2017, Correa se involucró en casi todo asunto que generara interés en el país —haya sido político, social, económico, religioso o deportivo— sea en persona o a través de su red social preferida: Twitter. Fue protagonista de gabinetes itinerantes y de 523 enlaces ciudadanos en todo el territorio ecuatoriano, conocidos informalmente como “las sabatinas”.

Todos sabían, hace 10 años, que el país necesitaba un cambio radical, tras haber tenido 12 presidentes desde el retorno a la democracia en julio de 1978 (entre ellos, un interino, una presidenta de tres días y un triunvirato cívico-militar que duró apenas horas).

Para el historiador Juan Paz y Miño, el gobierno de Correa marcó la apertura de un nuevo ciclo histórico, superando el modelo empresarial/neoliberal: “Se reinstitucionalizó al Estado sobre la base ciudadana, se afirmaron las capacidades regulatorias del Estado en la economía; gracias a la Constitución del 2008 se garantizaron los derechos más amplios; se dio prioridad a las condiciones de vida y de trabajo de la población por sobre los intereses del capital”.

El historiador le dijo a BBC Mundo que la “década ganada” se entiende a partir de la conjunción de tres elementos: el desarrollo y modernización de la economía; el progreso material del país (obras públicas) y los logros sociales en áreas como educación, salud, seguridad social, con redistribución de la riqueza y mayor equidad.

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 9.58.16 a.m.

DISCURSO DEL PRESIDENTE

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 2.30.02 p.m.El pasado 24 de mayo, el presidente Lenín Moreno, ante cientos de asistentes, entre jefes de Estado, representantes de legaciones diplomáticas, asambleístas, autoridades, funcionarios del nuevo gobierno y simpatizantes, presentó su propuesta de trabajo en la que enfatizó su plan Toda Una Vida y se comprometió a combatir la corrupción, construir 325.000 viviendas, especialmente para las familias de extrema pobreza, entre otras acciones.

“Así como el diálogo es un ejercicio de ida y vuelta, la corresponsabilidad es un compromiso de ustedes también; todos somos responsables en mayor o menor medida de lo que le sucede a cualquier ciudadano, ya es hora de dejar de actuar como víctimas”, expresó.

En ese sentido recalcó que es necesario que los ecuatorianos se sientan orgullosos de serlo y que consuman lo que aquí se produce, pero para que aquello se cristalice el productor debe tener el compromiso de no bajar los costos de producción mermando la calidad.

SOBRE EL SECTOR EMPRESARIAL Y FINANCIERO

Moreno, agregó, que sin el apoyo de entidades financieras comprometidas con el desarrollo del país, además que el sector productivo sea consciente de sus deberes y obligaciones para el bienestar y tranquilidad de sus empleados. “Es necesario que nuestros empresarios comprendan que su labor es uno de los puntales que sostienen la armonía y el bienestar de millones de familias”, añadió.

Instó al sector empresarial y a la clase política a no cometer “el desatino de hablar mal del país en el exterior; nos estamos haciendo el harakiri nosotros mismos”. “Queremos un país repleto de comerciantes honestos que paguen sus impuestos, con la absoluta confianza de que esos recursos serán bien utilizados en beneficio de todos, que todos sean responsables y puntuales a la hora de cumplir con sus obligaciones tributarias”, enfatizó el flamante mandatario.

SOBRE LA COMUNICACIÓN Y LA POLÍTICA
A los comunicadores sociales les dedicó un capítulo especial, en el sentido de que su compromiso debe ser de responsabilidad con el país, que comprendan que un trabajo mal elaborado o con “mala intención” puede destruir a ciudadanos honestos y a la sociedad.

Por eso insistió en que los ecuatorianos “queremos periodistas, columnistas y editores íntegros, que escriban con la luz de la verdad y no con la sombra del odio; el periodista debe exigir justicia, no venganza”, dijo.

De igual forma se dirigió a la clase política. En tal virtud llamó a una oposición política lúcida, dialogante, prudente, de altura y de profundo respeto mutuo. Finalmente pidió que los ciudadanos dejen de considerarse víctimas.

COMBATE A LA CORRUPCIÓN

El Jefe de Estado se comprometió a combatir la corrupción: “la de ahora, la de ayer y la que podría venir, la de adentro y la de afuera”, por eso dijo que ha pedido a la justicia norteamericana y brasileña que entregue la lista completa de los contratos de Odebrecht con el Estado. “No puede ser posible que, bendecidos por el paso del tiempo, cuando pasen las tensiones políticas (los presuntos implicados en casos de corrupción) vuelvan como grandes financistas, empresarios o inversionistas e inclusive a veces como candidatos, a dar consejos sobre cómo se debe llevar adelante la política”, recalcó.

POSESIÓN DE MINISTROS

En la noche del 24 de mayo, el presidente Moreno posesionó oficialmente a sus ministros, secretarios y consejeros. Además dio a conocer las responsabilidades del vicepresidente Jorge Glas.

Gabinete ministerial

Ministro del Interior: César Navas

Ministra de Relaciones Exteriores: María Fernanda Espinosa

Ministra de Justicia: Rosana Alvarado

Ministro de Finanzas: Carlos Alberto de la Torre

Ministro de Inclusión Económica y Social: Iván Espinel

Ministro de Defensa: Miguel Carvajal

Ministro de Turismo: Enrique Ponce

Ministro de Educación: Fander Falconí

Ministra de Industrias: Eva García

Ministro de Hidrocarburos: Carlos Enrique Pérez

Ministro de Transporte y Obras Públicas: Víctor Paúl Granda

Ministro de Ambiente: Tarcisio Granizo

Ministro de Cultura: Raúl Pérez Torres

Ministro de Telecomunicaciones: Guillermo Hernando León

Ministro de Comercio Exterior: Pablo Campana

Ministro de Electricidad: José Medardo Cadena

Ministro de Minería: Javier Córdova

Ministra de Deporte: Andrea Daniela Sotomayor

Ministra de Agricultura: Otilia Vanessa Cordero

Ministra de Acuicultura: Ana Drouet

Ministra de Vivienda: María Alejandra Vicuña

Ministra de Salud: María Verónica Espinosa

Secretario Nacional de Planificación: Andrés Iván Mideros

Secretario Nacional de Gestión de la Política: Paola Pabón

Secretario Nacional de Comunicación: Alex Mora

Secretaria General Jurídica: Johana Pesantez

Secretario General de Presidencia: Eduardo Mangas

Secretarías ejecutivas y técnicas

Secretario de Educación, Ciencia, Tecnología: Augusto Barrera

Secretario del Agua: Humberto Chilango

Secretario de Gestión de Riesgos: María Alexandra Ocles

Secretario de Inteligencia: Rommy Vallejo

Secretario Técnico para la Reconstrucción: Carlos Bernal

Secretaria Técnica del Programa Toda Una Vida: Irina Cabezas

Secretaria Técnica de Drogas: Ledy Zuñiga

Otras autoridades

Empresa Coordinadora de Empresas Públicas: Jorge Wated

Presidente del directorio de la Corporación Financiera Nacional: Santiago León

Gerente del Banco Central del Ecuador: Verónica Artola

Presidente del directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social: Richard Espinosa

Director del Servicio de Rentas Internas: José Leonardo Orlando

Director del Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público: Nicolás Issa

Director del Servicio de Contratación de Obras: Enma Fabiola Arévalo

Resultados de elecciones para la Presidencia de la República ganada por Alianza PAIS

26 de noviembre del 2006 con el 57 % de los votos: el binomio Rafael Correa-Lenin Moreno.

26 de abril del 2009 con el 51,99 % de los votos: el binomio Rafael Correa-Lenin Moreno.

El 17 febrero del 2013, el binomio Correa-Glas ganó las elecciones en la primera vuelta con el 57,17 % de los votos.

2 de abril del 2017 con el 51,17 % de los votos: el binomio Lenin Moreno-Jorge Glas gana las elecciones en la segunda vuelta.