¿Cómo es la educación en un centro de rehabilitación social?

Estudios que Cambian la vida

Los programas educativos aplicados por el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, tienen como finalidad la efectiva rehabilitación y reinserción social de las personas privadas de la libertad

Por: Juan Martínez

Empezamos una nueva vida, una aventura de saberes. Estamos conscientes de que no es fácil, pero juntos afrontaremos cualquier cosa, saldremos adelante en esta nueva experiencia”, esas fueron las sentidas palabras de agradecimiento pronunciadas por Jhoana P., el pasado 26 de septiembre. Ese día, ella y otras 64 personas privadas de la libertad (PPL) del Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Turi, en Cuenca, comenzaron con ilusión el primer ciclo de estudios universitarios. Su meta: obtener la titulación en la carrera de Administración de Empresas. En el acto inaugural, en la Universidad Politécnica Salesiana (UPS), estuvieron los 64 PPL que cuentan con una beca de estudio. Se mostraban alegres y conversaban animadamente. ¡No era para menos! Sentían que la vida les ofrecía una segunda oportunidad mediante los programas educativos impulsados por el gobierno, en favor de una auténtica rehabilitación social.

Entre los internos becados, también consta Sebastián P., quien tiene discapacidad visual. Por ello, para sus estudios cuenta con el apoyo de los docentes de la UPS, quienes le entregan el material necesario en audios grabados en CD.

EL PROCESO EDUCATIVO EN EL CRS

La aplicación de diversos programas académicos en los CRS de todo el país es uno de los ejes fundamentales del nuevo modelo de gestión penitenciaria. Estos planes educativos procuran una rehabilitación social adecuada, incluyente y justa.

Precisamente, uno de los programas en favor de l0s PPL es el plan de estudios que empezó este año mediante la alianza interinstitucional entre los ministerios de Justicia, Derechos Humanos y Cultos; de Educación, la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt); y la Universidad Politécnica Salesiana.

Como se mencionaba al principio, los 64 PPL del CRS de Turi arrancaron con los estudios superiores en Administración de Empresas. Lo hicieron tras aprobar el respectivo Examen Nacional para la Educación Superior (ENES). Como parte de su preparación para la evaluación, recibieron clases de razonamiento verbal, numérico y abstracto impartidas por los docentes del Instituto Tecnológico Superior Francisco Febres Cordero.

En marzo del 2016, se ejecutó el proceso de inscripción para los interesados en ese programa. Entonces, fueron 145 internos quienes manifestaron su deseo de estudiar una carrera universitaria.

captura-de-pantalla-2016-12-12-a-las-3-18-49-p-m

EL EXAMEN ENES TUVO ACOGIDA

Fueron 104 PPL quienes rindieron el examen ENES. De ellos, 77 aprobaron y al final, 64 calificaron para cursar la carrera de Administración de Empresas. En un futuro no muy lejano, al concluir sus estudios y obtener la licenciatura, podrán desempeñarse en esa rama profesional y comenzar un camino diferente.

LA MODALIDAD DE ESTUDIOS

Los estudiantes reciben clases de forma presencial. Así, los profesores de la UPS imparten cátedra en los propios salones del mencionado centro de rehabilitación. Lo hacen en horario vespertino: de 13:30 a 17:30, de lunes a viernes. Para obtener la licenciatura, las personas privadas de la libertad deberán instruirse durante cuatro años y medio. Además, como cualquier otro alumno, deben acogerse a las regulaciones disciplinarias y académicas establecidas por la mencionada universidad.

RESPALDO A LA GESTIÓN

Según información de la página web de la cartera de Justicia, la ministra Ledy Zúñiga agradeció a las autoridades de la Universidad Politécnica Salesiana por respaldar ese proceso académico. “Sabemos de la tenacidad de las personas privadas de la libertad. Sin duda, muchas terminarán la carrera universitaria”, sostuvo.

Además, la funcionaria resaltó los resultados y avances en materia educativa, en favor de los PPL. De acuerdo con la ministra Zúñiga, quienes están aprovechando la beca otorgada, demuestran su voluntad por superarse y se convierten en ejemplo para otros compañeros que, de momento, aún no han dado el paso hacia un futuro mejor.

LAS POLÍTICAS GUBERNAMENTALES

captura-de-pantalla-2016-12-12-a-las-3-19-03-p-m

Zúñiga hace hincapié en las políticas impulsadas por el gobierno que han transformado los centros de rehabilitación. En particular, la educación que constituye un símbolo de libertad.

La ministra señala que, en el 2014, solo en materia de analfabetismo existía una tasa del 5 % en los centros penitenciarios. “Nos proponemos acabar con esa tasa, vinculando a más PPL a los procesos educativos”, indica.

Según la secretaria de Estado, antes –en la vieja cárcel de Cuenca– no llegaban ni a cien los estudiantes que, de una u otra manera, eran considerados en planes de aprendizaje. “Ahora, con orgullo, son 1.185 internos integrados en esos procesos”, destaca.

Algunos no saben leer ni escribir, pero, al igual que los 64 becados con estudios universitarios, ven en este plan la puerta hacia su libertad. Por ello, el Ministerio de Justicia, en representación del gobierno, siempre defenderá esos derechos, afirma la ministra.

Para el rector de la UPS, padre Javier Herrán, ese proceso permite que el centro educativo vuelva al principio que fue impulsado por Don Bosco, en Turi, allá por el año 1840. Cuando él sentía que los jóvenes abandonados iban por caminos no deseados, se apostaba por darles educación. “Hoy volvemos a replicar esa enseñanza en Cuenca, en la matriz de la UPS”, enfatiza Herrán.

Como dijo la PPL Jhoana P., ahora el futuro depende solo del esfuerzo de ellos mismo, de tener ganas de superarse, de emprender nuevos retos, de mejores derroteros, porque la vida sí presenta segundas oportunidades.

captura-de-pantalla-2016-12-12-a-las-3-19-14-p-m